Solo faltaba Tom Cruise

Vittoria Bar inaugura la primera barra de coctelería de Vitoria mientras que La Farmacia abre consulta en Judimendi

BRIAN Flanagan logró desempeñarse tan bien dentro de la barra como fuera. Su sueño era poner en pie el mejor club de cócteles de Nueva York. Corría el año 1988 y el reto fue aceptado por Tom Cruise en forma de película, referencia para los bartender de la época.

 

Asistentes al evento

 Mas asistentes al evento

Décadas después, y a unos cuantos kilómetros de distancia de la Gran Manzana, Raúl Fernández inicia una nueva andadura al frente del Vittoria Bar con un impulso decidido al mundo de la coctelería clásica. Encontró la excusa perfecta después de competir en la final nacional de coctelería organizada por la marca francesa GVine y en la que el jurado le concedió una mención a la innovación por su cóctel de ginebra fusionado con ostras.

Grupo de visitantes   David García con unos amigos

Así que Fernández y todo su equipo abría esta semana las puertas de su templo para sacar brillo al primer púlpito de coctelería de la capital alavesa y aumentar de paso la nónima de feligreses. Para esta primera homilía, el Vittoria Bar contó con la presencia del vizcaíno David Ríos, reciente campeón estatal del concurso mundial de coctelería Worldclass, que participará a finales de mes en la final europea que se celebrará en Madrid.

Esta nueva etapa del local, ubicado en la rotonda de la Antonia, trae consigo también la incorporación de un nuevo cocinero: Ignacio Arcos. Con más de treinta años de experiencia en el recientemente clausurado restaurante Urdiña, el chef aportará su pericia culinaria en el tratamiento del producto y la materia prima de calidad como sustento de los platos de toda la vida y las creaciones atemporales. Acompañado de Alex Martínez de Icaya, el dúo diseñó para la ocasión un menú que maridó con los vinos de Bodegas Perica y del que pudieron disfrutar más de 60 invitados, entre e......