Inteligencia natural aplicada a la empresa

David García 'Perica' Empresario, A los 12 años comenzó a plantar chopos y tras una vida es ejemplo de empresario y padre.

UN HOMBRE DE PREMIO :: S. MORENO LAYA

La Medalla de La Rioja no es el primer premio que recibe. 'Perica' ya ha sido, por ejemplo, 'Riojano del año', reconocimiento que seguro conserva y recuerda con mucho cariño. O Mercurio a la vida empresarial recibido en Bilbao.

El bodeguero y viverista de La Rioja Alta fue galardonado recientemente con el 'Premio Ascobi 2011' en Bilbao que otorga la Asociación de Constructores y Promotores Inmobiliarios de Vizcaya «por su trayectoria profesional» y por «la importancia de la empresa en el sector de la construcción y la jardinería».

David García 'Perica'

Ahora, ya puede decir que es profeta en su tierra. Ya que además de ser 'Riojano del año' será durante toda la vida uno de esos hombres buenos nacidos en La Rioja que por su duro trabajo y su riojanidad sin mácula recibe una medalla que le coloca en la historia de la región.

A sus 75 años, 'Perica' -que es como casi todo el mundo le conoce- se siente abrumado por tanto reconocimiento. Es más, se pone un poco nervioso cuando le toca atender a los medios de comunicación. «No está acostumbrado», reconoce su hijo, que lleva el mismo nombre que su padre y que está asumiendo la portavocía ya que el cabeza de familia está convaleciente y un tanto abrumado por el reconocimiento que acaba de recibir de parte de todos los riojanos.

«Mi padre siempre ha sido de pocas palabras». Y es que lo suyo, sin duda, ha sido el trabajo de campo. Nació en un momento de la historia de este pais ciertamente complicado, y esos bebés de 1936 son hoy en día abuelos que han trabajado de sol a sol durante toda la vida, que se han hecho a ellos mismos supliendo las carencias formativas -dejó las aulas a los doce años- con una entrega total al trabajo. «En su día a día no habia horarios, no existían los fines de semana. Era trabajo y más trabajo».

«De su infancia no suele hablar mucho, salvo contadas anécdotas, pero lo más reseñable es que le mandaron a estudiar a los Maristas. Sin embargo con doce años dejó la escuela para irse con su padre a plantar choperas y viñas por Valladolid», explica el hijo de 'Perica', David García, que ahora asume junto a su hermana Rosa la gestión de las empresas que su padre ha creado a lo largo de toda una vida.

Entre los chopos de las riberas castellanas arranca una vida para recordar, un vida para reseñar, una vida para emular, una vida para premiar y que ahora es reconocida por el Gobierno de La Rioja con la Medalla de la Comunidad. «Estamos enormemente agradecidos. Y lo bueno de estos premios es que no te los esperas. Te los dan, los recibes y sólo los puedes agradecer eternamente». Además, coincide este galardón con un momento muy complicado para todos los empresarios de España y de La Rioja. «Estamos atravesando por una crisis muy importante y es digno de destacar que el Gobierno haya decidido premiar a un empresario de los de toda la vida». Asi, se ensalza aún más la figura del empresario coherente, trabajador, esforzado y apasionado.

Lo que fue una chopera cuando tan sólo contaba con 12 años, con el paso del tiempo se ha convertido en una empresa diversificada. Por un lado Viveros Perica, que destaca por la realización de obras y prestación de servicios de jardinería. 'Perica' ha desarrollado las creaciones en espacios como la Plaza Moyúa, los exteriores del Palacio Euskalduna, en el recorrido del Metro, en Barakaldo, Sondika, Derio... Y también en un gran número de capitales, ciudades y pueblos de los territorios y comunidades limítrofes, incluyendo por ejemplo, el mantenimiento de los entornos de la Autopista Vasco-Aragonesa. «Aunque mi padre se siente especialmente orgulloso de que nuestra empresa sea la que gestiona los parques y zonas verdes de Vitoria -reconocido como Green Capital por Europa-, de Oviedo o de Aranda de Duero». Para ello cuenta con una plantilla de más de 350 trabajadores en centros de trabajo de Bizkaia, Alava, La Rioja, Burgos, Madrid y Asturias, y con unos viveros en La Rioja y el Pais Vasco que suman más de 600.000 metros cuadrados.

Por otro lado están otras actividades empresariales como la Bodega ubicada en San Asensio. «Mi padre, como buen riojano, siempre ha sido un verdadero apasionado del mundo del vino. Y a pesar de que ahora no puede beber, lo cierto es que él ya se ha bebido su cosecha», observa con humor un hijo orgulloso del momento que está viviendo su padre. «De verdad, está muy feliz», remarca David.

Hombre de pocas palabras, de gran capacidad de trabajo, ahora pasa sus días preguntando a sus hijos sobre las empresas -«nunca se olvida del trabajo aunque esté un poco más alejado»-, paseando por la viñas y disfrutando de su familia que valora «su faceta como padre, su constancia, su entrega, sus dosis de suerte y su gran inteligencia natural». 

SU VIDA

La persona

Fecha de nacimiento: 1936.

Lugar de nacimiento: San Asensio.

Estado civil: Casado y con dos hijos.

El empresario

Sus inicios. Desde los 14 años se dedicó a la viticul-tura (Bodegas Perica) y a la jardinería (Viveros Perica).

En la actualidad. Cuenta con una plantilla de más de 350 trabajadores en centros de trabajo de Bizkaia, Alava, La Rioja, Burgos, Madrid y Asturias, y con unos viveros en La Rioja y el Pais Vasco que suman más de 600.000 metros cuadrados.

Su pasión

El fútbol. Por encima de todo, el C.D. Logroñés.