UNA BODEGA  CON CARÁCTER PROPIO

En nuestra tierra nada caracteriza ni define más que el poder de un apodo. Estos sobrenombres, muchos de origen  perdido, son los que dan fuerza, carácter y sentido de identidad a cada uno de los miembros de una familia.

Es por eso que nuestra bodega no podía llamarse de otra manera que "Perica", el sobrenombre que David García ha llevado con orgullo durante años y que define una forma de ver la vida basada en el esfuerzo, atención al detalle, así como respeto y cariño a la  herencia vinícola de esta tierra.

Son estas virtudes las que han impulsado nuestra bodega en el transcurso del último medio siglo a pasar de ser una bodega de carácter local a una empresa internacional.

Para compartir nuestra pasión por la realización del vino estrenamos bodega en el 2.011 que, además de incorporar las técnicas más innovadoras de elaboración y crianza del vino, cuenta con un diseño muy mejorado, para así compartir la experiencia en un ambiente de diseño sin por ello renunciar a lo acogedor y familiar.

Bodegas Perica

Fachada de la bodega